La tecnologia en la operación para matar a Bin Laden

Han pasado algunas horas desde que Estados Unidos lograse el objetivo que se habían marcado hace años, dar caza a Osama Bin Laden, algo que hicieron en una operación que tenía como objetivo matar al líder de Al Qaeda, como así finalmente ha sucedido. La operación realizada en Abbottabad, una localidad situada a 55 kilómetros al norte de Islamabad, daba por finalizada una operación que ha durado muchos años. Este operativo, que duró algo más de 40 minutos ha sido el final de una búsqueda que ha durado muchos años y en la que Estados Unidos ha usado todos sus recursos posibles, incluidos los tecnológicos, que han servido para encontrar a Bin Laden y para identificarlo.

Bin Laden se ha estado escondiendo los últimos ocho meses en un complejo valorado en más de un millón de dólares. Desde entonces en ese lugar se han estado centrando las investigaciones de los servicios de inteligencia estadounidenses y aunque en septiembre la CIA ya pensaba que había una alta probabilidad de que el líder de Al Qaeda se encontrase en este complejo los trabajos examinando imágenes vía satélite continuaron en los sucesivos meses. La primera reunión que tuvo Barack Obama sobre este asunto fue el 14 de marzo y fue la primera de las cinco citas que mantuvieron, siendo la última a las 8:20 del día en el que se llevó a cabo la operación.

La operación fue llevada a cabo por un grupo de los SEAL estadounidenses, un grupo de operaciones especiales del ejército de los Estados Unidos. Estos grupos suelen tener una denominación pero el nombre del grupo encargado de matar a Osama Bin Laden no se ha hecho público, ya que se trata de un dato clasificado.

Tanto antes, durante y después de la operación las agencias de inteligencia estadounidenses han estado usando las últimas tecnologías, las cuales la mayoría de ellas son clasificadas. JSOC (Joint Special Operations Command por sus siglas en inglés) es un grupo que fue creado en 1980 y que desde el 11 de septiembre ha adquirido mucha importancia, creciendo de forma exponencial en los últimos años, dicho grupo de inteligencia se encarga de preparar el terreno para otros en operaciones delicadas. Este está formado por profesionales altamente cualificados y trabaja en colaboración con otras agencias, como la CIA o la NSA. A raíz de la incorporación en 2004 del comandante Stanley McChrystal y su jefe, el General Michael Flynn, desarrollaron tecnologías basadas en las técnicas forenses capaces de traducir datos comunes en información de inteligencia útil.

Durante los meses anteriores a la operación las diferentes agencias de inteligencia estuvieron evaluando diferentes datos, en unas fases de evaluación en la que se analizaron exhaustivamente muchas imágenes por satélite y con estas se comprobó un dato clave, unas columnas de humo que salían cada cierto tiempo y que daban a entender que quemaban la basura dentro del propio complejo. La NSA fue capaz de determinar que en el complejo no había ni teléfono ni conexión a Internet. Toda la información aportada por la NSA y el trabajo realizado de forma conjunta por JSOC y NGA (National Geospatial-Intelligence Agency) fue suficiente para ayudar a determinar a la CIA que quien se ocultaba en dicho complejo era Osama Bin Laden, con un alto porcentaje de probabilidad.

Una vez la inteligencia puso sobre la mesa toda la información al presidente Obama, este decidió dar luz verde a la operación, la cual comenzó unas horas después de que esto sucediese. Cuando el grupo de los SEAL llegó al lugar donde se produjo la operación todo fue seguido en directo por los altos cargos que estaban a miles de kilómetros en Washington; Barack Obama siguió toda la operación en directo con vídeo y audio desde la sala de seguimiento de la Casa Blanca, acompañado de miembros de su gabinete y de altos cargos del ejército.

Esto es posible gracias a que los soldados suelen llevar cámaras junto a sus cascos que transmiten todo lo que está sucediendo en vivo. Dichas cámaras también sirven para analizar en tiempo real lo que sucede en el campo de batalla. Las imágenes que se reciben son examinadas en tiempo real por los sistemas que son capaces de indicar las diferentes personas con las que se encuentran al verificar en tiempo real con las diferentes bases de datos que poseen. Todo ello acompañado también de satélites en tiempo real.

Durante la operación, en la que fallecieron varias personas más además del líder de Al Qaeda se pudo identificar a este debido a que una de sus esposas le llamó por su nombre mientras se realizaba el enfrentamiento. El enfrentamiento con Bin Laden, en el que este llegó a disparar su propia arma, se produjo entre el segundo y tercer piso y antes de que fuera abatido por un disparo en el ojo izquierdo usó a una mujer como escudo humano. Una vez se identificó sobre el terreno que ese era el cuerpo de Bin Laden los miembros de los SEAL lo llevaron hasta uno de los helicópteros —el otro se estrelló por una avería mecánica— y lo llevaron a una de las bases en Afganistán, donde confirmaron mediante ADN que efectivamente se trataba de él. Estados Unidos usó ADN extraído del cerebro de una de las hermanas fallecidas de Bin Laden.

Como vemos, del mismo modo que la tecnología está muy presente en nuestras vidas podemos ver con este caso como en el ejército también es así, donde además se usan tecnologías mucho más avanzadas y que la gran mayoría de ellas son realmente caras de las cuales se conocen pocos detalles al estar clasificadas.

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

Es solamente una observación: El locutor dijo equivocadamente ” el diario el país de España ha dicho: “Obama” Bin Laden ha muerto. En vez de decir “Osama Bin Laden”
Obama y Osama son parecidos y suscitó la confusión al locutor aunque después lo corrigió.
-

Esa foto es tan irreal. Se le nota el trabajo de edición. Una pantomima mundial que la gente no se tragó por completo. Patrañas de campaña electoral y en vista de que la guerra en Afganistán se les salió de las manos, mismo que en Irak. Ahora si ya liberaron a esos pueblos de esos “terribles” opresores, peligros para el mundo, que retiren sus tropas de esos países; pero no, porque perderían el control de los recursos naturales, la verdadera razón de sus guerras, y la apropiación de otras tierras como parte de sus políticas imperiales y de expansión.

Deja un Comentario

(requerido)

(requerido)